miércoles, junio 23, 2010

Donato

La semana pasada entrevisté a Donato De Santis un rato después de que Argentina le metiera cuatro a Corea. La cita era en su local en Palermo y tuve que esperarlo durante 45 minutos, cosa que me puso de muy mal humor. Durante ese rato me dediqué a quejarme y a ver los precios de los productos que vendía. Por ejemplo, el cuarto kilo de pasta fresca casera estaba a 40 pesos. 'Qué asaltante', dijo Irma, dentro mío. Me daban ganas de robarme boludeces como una sal de tomates disecados o unas mostazas muy prometedoras

La espera se volvió un poco más divertida cuando me animé a agarrar un tamborello que colgaba en la pared. Recordé la técnica que aprendí en Bélgica y empecé a tocar. 'Ah, la tenés muy clara', me dijo el fotógrafo. 'Naa, aprendí esta técnica en el viaje del año pasado', dije con mucha falsa molestia. El instrumento estaba dedicado en italiano y no le entendí la letra. Sonaba muy bien y también me dieron ganas de robarlo. Me arrepentí por no haberlo comprado en el viaje pero me volví a justificar diciendo que hubiese sido un clavo transportarlo sin funda

El otro hit de la tarde fueron las galletitas de almendra que nos convidó y que me reestabilizaron los valores de azúcar en sangre, que me habían bajado por el aburrimiento. Al final de la nota, me premié con otra galletita, que me serví del frasco y me la llevé para el camino, previo aviso y felicitación a Donato

8 comentarios:

Lola dijo...

al final pediste permiso y no t robaste nada!

Malhumoretti y Neptuno dijo...

donato un gil entonces

AC dijo...

Trabajo en una revista en la que publicaba una receta mensual. Hubo que darle el raje tras muy pocos meses porque su soberbia era como la de Paris Hilton. Un pelotudo.

MateConDuraznos dijo...

Nunca sé si ese hombre tiene problemas de dicción por bobo o por extranjero.
Me cae mal.
Le hubieras robado las sales... 40 pesos unos fideos? Por dio.

Anónimo dijo...

¡ja! él que hace esas galletas de almendras que te gustaron tanto -se llaman amaretti sardi- es mi marido. trabajan juntos hace bastante tiempo.

perez dijo...

¿Cómo, no las hace Donato en persona? Qué decepción.

Anita dijo...

Mmm yo me hubiera llevado el frasco entero de amarettis... :D

"el fotógrafo" dijo...

Falsa modestia??? no hacia falta!